Liquidación de Empresa

La disolución de la sociedad supone la desaparición jurídica de la misma pero no pone fin a su actividad y da apertura a iniciar el proceso de liquidación de una empresa. Su liquidación consiste en la extinción en el cese de actividad, pago a acreedores y perdida de la personalidad jurídica de la sociedad.

Principales requisitos:

  • Realizar una reunión de Junta de Socios o Asamblea de Accionistas que aprueben la disolución.
  • Realizar el registro del acta de disolución en Cámara de Comercio. A partir del registro, la sociedad aparecerá con el apellido “en liquidación”.
  • Reporte a la Oficina de Cobranzas de la DIAN sobre deudas fiscales de la Sociedad.
  • El liquidador deberá hacerlo dentro de los diez (10) días siguientes al registro de la disolución en la Cámara de Comercio.
  • Realizar el registro del acta de reunión de Junta de Socios o Asamblea de Accionistas para aprobar el proyecto de liquidación ante la Cámara de Comercio.
Realiza tu consulta

* Los campos marcados con asterisco son obligatorios

¿Necesitas ayuda?