Sucesión

Es un modo de adquirir el dominio por mortis causa. Su finalidad es el traspaso de derechos, obligaciones y relaciones jurídicas tanto activas como pasivas de una persona después de su fallecimiento. De lo contrario los bienes no podrán ser objeto de venta, hipoteca entre otros.

De acuerdo al Decreto 902 del 10 de mayo de 1988 las sucesiones pueden ser tramitadas ante notaria cuando es de mutuo acuerdo a través de un abogado titulado siempre y cuando los bienes objeto de adjudicación superen los 30 SMLMV. Cuando el valor de los bienes relictos no supera ese valor, no es necesaria la intervención de apoderado.

En dado caso que los herederos llamados a suceder no concierten y/o convengan, el trámite será realizado por vía judicial ante Juzgado de Familia o Civil Municipal del ultimo domicilio del causante o donde tenia sus principales negocios.

Requisitos:

  • Copia auténtica del registro de defunción del causante.
  • Copia auténtica del registro de nacimiento de los herederos.
  • Copia auténtica del registro de matrimonio del causante si fuese casado, o declaración de unión marital de hecho de mutuo acuerdo o por sentencia judicial.
  • Copias de las escrituras públicas de los inmuebles propiedad del causante o en general los títulos que lo demuestren.
  • Poder debidamente diligenciado con las facultades inherentes al trámite (los poderes otorgados en el exterior serán apostillados o legalizados)
  • Copia de escritura del testamento abierto o de apertura del testamento cerrado otorgado por el causante. (Si lo hubiere)
  • Certificado de tradición y libertad de los inmuebles.
  • Comprobantes fiscales (impuesto predial y valorización vigentes)

Nota: El trámite de sucesión notarial tiene una duración aproximada de 2 meses, mientras que el contencioso es indefinido.

Realiza tu consulta

* Los campos marcados con asterisco son obligatorios

¿Necesitas ayuda?